Blog de Fernando: ¿Qué le pasa al PRD?

Dentro de los recuerdos más imponentes de mi memoria política resaltan aquellos episodios en los cuales tuve la oportunidad de ver con mis propios ojos la Plaza 5 de Mayo abarrotada de personas eufóricas gritando consignas, orgullosos de sus ideales, seguros de una victoria en las urnas, producto de una campaña bien ejecutada y la promesa del cumplimento de una agenda social que beneficiara a todos por igual.


Recuerdo un partido beligerante y contundente, aquella fuerza política que hacía dudar a más de uno antes de emitir declaraciones en su contra.


Tristemente ese es el mismo PRD que por muchas años ha estado dormido, escabulléndose entre uno que otro medio de comunicación, dándole la espalda a su propia naturaleza revolucionaria y al ideario político de sus fundadores.


¿Qué ha pasado los últimos 10 años en el PRD? ¿Será que necesitábamos descansar un poco, tomar aire, para luego retomar la carrera? ¿O fue la falta de hermandad lo que provocó fracturas a la interno?


Aquel “Dream Team” conformado por ex-gobernantes, empresarios visionarios, agentes del cambio social, líderes carismáticos y jóvenes ilusionados, aquel equipo que tantas victorias había acumulado a lo largo del tiempo, ¿llegó a su fin?


Este es un llamado de atención a todos aquellos que alguna vez formaron parte de ese equipo de ganadores, de ese grupo de personas que lograron hacer del PRD una fuerza revolucionara, ese partido capaz de enfrentarse a las más grandes injusticias y salir airoso provocando cambios positivos para el pueblo.


Nuestros fundadores se pararon de frente a la máxima potencia mundial de todos los tiempos. ¿Quiénes dentro de las filas del partido pudieran repetir semejante hazaña en este momento? Hace falta autoestima partidista, amor propio y seguridad en nuestro discurso.


El General Omar Torrijos contó con un equipo privilegiado de aliados y compañeros que lo ayudaron a recorrer ese camino. Aliados en los cuales depositó su confianza y nunca existió el temor a ser traicionado. Esa es precisamente la fuerza histórica de nuestro PRD de antaño, un PRD donde imperaba el respeto, la admiración y el cariño entre todos sus miembros, y fue esto lo que dio como resultado la recuperación del Canal y la liberación de toda una nación.


¿No es tiempo ya de despertar, de reactivar nuestra lucha, de dejar de ser copartidarios aletargados, para ser nuevamente testigos de la historia?


¿Cuánto más pudiéramos soportar ver administraciones gubernamentales corruptas o mediocres desfilar por el Palacio de las Garzas, antes de realmente abrir los ojos y darnos cuenta que nuestro partido tiene mucho más que ofrecerle al país?


Como auténticos Torrijistas, tenemos un gen revolucionario, algo que nos distingue del resto de los demás. Esa voluntad de hacer el bien no se pierde, no se vende ni se compra.


Cuando el PRD gobierna, al pueblo le va mejor. Los opositores lo saben, el pueblo lo sabe y es hora de que nosotros lo volvamos a creer y demostremos que llevamos en nuestro interior la misma convicción de todos aquellos que alguna vez dieron la vida por este partido, por el país y por su pueblo.

 

_F.G.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Federico Jaen (lunes, 14 septiembre 2015 13:11)

    Excelente reflexion, el PRD debe observar el pasado para continuar el crecimiento de Panama.